Desde que el luaj nos presenta el 17 de Tamuz comenzamos a reflexionar, pues tenemos 3 semanas de contrición, que se extiende hasta el 9 de Av. Estas tres semanas conocidas en hebreo como “bein hametzarim” son días especiales en los cuales nuestra conducta debe ser cuidadosa y en disminución de expresiones de alegría. Luego aumentamos la alegría en el 15 de Av, la cosecha y los granos ya estaban depositados en los silos y también los frutos de los árboles ya fueron cortados y se guardaron en sus respectivos depósitos y hay costumbres de dedicarse de lleno al estudio de la Torá, día y noche. Y casi sin respiro comenzamos el mes de Elul que nos marca una antesala a Iamim Noraim, todo un mes de reflexión individual, de auto-corrección, de teshuvá.

Tenemos que llegar a Rosh Hashaná puros, limpios, vivir una fiesta como marca la Torá, vivir el día de toque de shofar, pero para esto venimos con una preparación mental de casi 2 meses, es por eso que este shabbat leemos la porción de Nitzavim, pues las primeras palabras dicen "Atem nitzavim haiom" - "Ustedes están de pie hoy", estamos a las puertas de un nuevo año, un nuevo ciclo de vida para el hombre, en Rosh Hashaná el hombre se renueva. El "atem" se une al "haiom" - ustedes hoy, pues más adelante el texto dice "Y no solamente con vosotros yo hago este pacto y este juramento, sino con aquél que está aquí con nosotros hoy delante del Eterno, nuestro Di-s, y también con aquél que no está aquí hoy con nosotros" - "Velo itjem levadejem anoji koret et-habrit hazot ve'et-ha'alah hazot. Ki et-asher yeshno poh imanu omed hayom lifney Adon-y Eloheynu ve'et asher eynenu poh imanu hayom."

Todos, el presente, el pasado y hasta incluso el futuro, puede interpretarse que están incluidos en este texto, tanto las personas que estaban en ese momento a pasos de Eretz Canaán, como los que no estaban ahí pero sí en otro espacio de ese mismo tiempo, más lo que no habían podido llegar y yacían en el desierto o en Egipto, o mismo en Majpelá, los patriarcas y matriarcas, como así toda la generación futura estaban presentes ante Di-s en este día. Es por eso que es tan importante este shabbat y esta lectura, pues nos da una gran lección, "ubajarta bajaim" - "elegirás la vida" - Di-s nos pone la bendición y la maldición, la vida y la muerte, y a pesar del libre albedrío que tiene el hombre, nos marca el camino del bien y la vida, y debemos hacer lo posible por hacer realidad ese deseo y esa orden.

 

El Netivot Shalom desarrolla aún más la palabra «nitzavim» (estar parados), pues no significa estar parados solamente, sino estar parados de manera muy firme. Esto resume un poco todo el planteo e interpretación anterior, debemos estar, luego de casi 2 meses de teshuvá, de reflexión, de pasar por varias vivencias comunitarias, más que preparados y firmes para afrontar este nuevo Rosh Hashána, este nuevo juicio para la humanidad.

Que este shabbat sea alentador para vivir más abiertos al prójimo, más conscientes de nuestras acciones, más firmes en nuestras decisiones y convencidos de que estar en el camino del bien, de las mitzvot como indica la Torá, es el camino correcto.

Shabbat Shalom y Shaná tová umetuká

Sergio Man Baal Tefila.