B”H

 

arvat haminim

Habló D-s a Moshé diciendo: Habla a los hijos de Israel diciendo: En el día quince del séptimo mes, es la fiesta de la cabañas, siete días ante D-s celebrarán... Y tomarán para ustedes en el primer día el fruto de un árbol esplendoroso, ramas de palmeras, ramas de árboles frondosos y sauces del río, y se alegrarán ante vuestro D-s, siete días.

Una de las mitzvot de Sucot es la de juntar los arvat haminim, éstas cuatro especies que enumera la Torá...

No se si alguna vez vieron que en Israel, en Sucot la gente se dirige al Beit Kneset portando los arvat haminim. Es más, en el servicio matutino se acostumbra a dar vueltas alrededor de la Bimá, cantando las hoshanot, las suplicas a D-s, para que mande agua y  haga llover sobre la tierra.

 

Para el que no lo vio antes, puede parecer un rito extraño. Tal vez nos preguntemos, ¿qué es eso? ¿Qué sentido práctico y educativo tiene? ¿No se quedaron un poco atrás de en la historia?

Puede ser que sea una costumbre obsoleta. Pero se sigue practicando porque el significado  que encierra es profundo.

Para entender esto tenemos que saber qué simbolizan cada una de las especies.

En el Midrash, se comenta que representan órganos del cuerpo.

El Lulav...  columna vertebral de la persona,

El Hadas es parecido al ojo,

La Aravá se parece a la boca y

El Etrog es parecido al corazón.

El rey David decía que de todos los órganos del cuerpo, éstos son los más importantes.

Entonces, al cumplir con la Mitzvá, al juntar las cuatro especies y levantarlas hacia arriba, estamos de alguna manera tomándonos a nosotros mismos, en esa dirección, hacia D-s.

Las personas trabajan de tres maneras en tres campos distintos: la acción, el habla y el pensamiento.

El movimiento lo representa el Lulav, nuestra columna. El habla, la Aravá, y los sentimientos y el pensamiento el Etrog. Pero además necesitamos unir la visión, que es lo que nos da la perspectiva de todo, que es el hadas.

Pero lo más importante no es la representación del ser humano.

Fíjense las características que poseen cada uno de estas especies:

Etrog: tiene Sabor y aroma...  Citrus

Lulav: Tiene gusto y no Aroma Palmera.... Dátiles

Hadas: Aroma y no gusto...  Mirto

Aravá: no tiene ni aroma ni gusto.....   Sauce

Que hacemos en Sucot con estas 4 especies? Las juntamos, y bendecimos sobre las cuatro a la vez. De la misma forma que hizo D´s.

Qué hace D-s entonces con esas personas? No puede destruirlas, entonces las junta, para que unos aprendan de los otros.

Pero no tenemos que confundirnos. Nosotros no atamos a estas cuatro especies todas juntas. Existe un simbolismo en la manera en que las tomamos, pues nosotros atamos tres especies juntas, el Lulav, la Aravá y el Hadás, para que el Lulav que tiene buen sabor influencie sobre el hadas y la Aravá, y también para que el hadas que tiene buen aroma influencie sobre el Lulav y la Aravá.

De esta manera logramos que las tres juntas logren tener Torá y buenas acciones.

El Etrog solamente los acercamos al resto, porque representa nuestro corazón. Es el órgano más delicado, y no debemos permitir que esté expuesto a malas influencias. Pero Igual lo acercamos con la esperanza de que ayude al resto a perfeccionarse en el desarrollo de sus funciones.

Quiera D-s que todos nosotros podamos entender el mensaje de las cuatros especies. Que nos demos cuenta que tenemos que mejorar cada día como seres humanos, haciendo buenas acciones, estudiando, con respeto y dignidad.

Que debemos unirnos como las especies, para que aprendamos los unos de los otros, para que el trabajo sea compartido, para que aquel que necesite ayuda tenga una palabra de aliento, para que cuando nos sintamos desamparados y solos tengamos alguien en quien confiar y refugiarnos. 

 

Shabat Shalom y Jag Hasucot Sameaj

Rabino Ari Oliszewski