Imprimir
Categoría: Festividades y Conmemoraciones
Visto: 596

HAVDALÁ EN LA SALIDA DE SHABBAT EN QUE ACONTECE TISHA BE AV

Este año Tisha be Av, el 9 del mes de Av, fecha célebre en el Luaj, acontece en Shabbat, por este motivo es que se desplaza el ayuno al sábado por la noche y durante todo el domingo. El ayuno es de 25 horas y total, al igual que Iom Kipur, no se puede beber ni comer, cualquier baño o lavado, a excepción de la remoción de suciedad específica, por ejemplo: mucosidad en los ojos, untarse cremas por placer (desodorante está permitido), tener relaciones maritales, utilizar calzados de cuero, estudiar Torá, porque es una actividad placentera.

Está permitido estudiar textos sobre Tishá B’Av y duelo, por ejemplo Eijá (el Libro de las Lamentaciones), el Libro de Job, partes del Tratado Moed Katán, Gitín 56-58, Sanhedrín 104, el final del tratado Taanit del Talmud Ierushalmi, y las leyes de duelo. El estudio en profundidad debe ser evitado.

En cuanto a la havdalá que se realiza a la salida de Shabbat previo a Tisha be Av, existen tres opiniones diferentes entre las primeras grandes autoridades.

La primera opinión, de los gueoním, sostiene que la havdalá debe realizarse en la salida de Tisha be Ab, o sea el domingo por la noche, antes de interrumpir el ayuno se pronuncia la havdalá sobre un vaso de vino.

 

La segunda postura pertenece a la obra Sefer Hamanhig, que sostiene que la havdalá debe realizarse el sábado por la noche y se le da a probar el vaso de vino a un menor que no ayuna.

Y la tercera opinión es la de Ramba'n –Najmanides- quien sostiene que no se realiza la havdalá en absoluto, pues el Talmud sostiene que en principio se pronunciaba la havdalá sólo en medio de la oración de arbit de la salida de Shabbat, posteriormente al mejorar la situación económica del pueblo comenzaron a pronunciarla sobre un vaso de vino. En este caso, en que Tisha be Av acontece el domingo y "nos presentamos como pobres y necesitados ante el Eterno" por nuestras faltas y la destrucción del Templo, no corresponde recitar la havdalá sobre el vino.

Maran, en su Shuljan Aruj dictamina según la opinión de los gueonim que debe realizarse la havdalá en la salida del ayuno, y por lo tanto así lo llevan a cabo algunos sefaradim. Sin embargo en la salida de Shabbat, se debe pronunciar la frase "Baruj hamabdil ben kodesh lejol – Bendito el Eterno que separa entre lo sagrado y lo secular", para poder realizar los trabajos o actividades prohibidas en Shabbat.

No se bendice sobre la vela ni sobre los perfumes en la salida del ayuno. El motivo por el que no se bendice sobre la vela, escribe la obra Orjot Hayim, es que el 10 de Av se destruyó el santuario del Templo de Ierushalaim; y no bendecimos sobre el perfume pues esta bendición está destinada a brindar placer al hombre, y este día se evita todo tipo de placer debido a la tragedia que nos enluta. Y así lo dictamina Maran en el Shuljan Aruj.