"Y por la mañana tomó Balak a Bilam y lo hizo subir al altar del Baal para que desde allí pudiera ver una punta del pueblo"
(Bamidvar 22, 41).

ויהי בבקר ויקח בלק את בלעם ויעלהו במות בעל, וירא משם קצה העם

¿Por qué una punta del pueblo y no todo el pueblo?

Porque si miraba una parte pequeña del pueblo, era posible que pudiese encontrar carencias que hagan posible que tenga efecto su maldición!

En cambio, si hubiera estado en un lugar donde hubiera podido ver a todo el pueblo, obviamente que el bien sería mucho mayor que el mal, no teniendo lugar desde el cual maldecir!

 

Y la verdad es, que esto nos pasa muchas veces en la vida, que en lugar de enfocarnos en la mayor parte que sí es bueno, buscamos justamente enfocarnos en aquello que es malo, buscando agravantes que se proyectan sobre el todo, haciendo que el todo se vea mucho más mal ...

Es por ello, que nuestro trabajo debe de ser inverso, debiendo en todo caso buscar los puntos buenos atenuantes, para así proyectarlos sobre el todo, haciendo que de este modo -en caso de existir el mal- éste se vea mucho menor!

Cuando Balak vio que cada vez que Bilam iba a maldecir le salía una bendición, le pidió que al menos intente ser "neutral", y que no los bendiga.

Y lo mismo que intentó hacer Balak hacia el mal, debemos de hacer nosotros pero hacia el bien!

Es decir, que si hay una situación en la cual no queremos bendecir o no queremos dar crédito de algo por el motivo que sea, al menos nos abstengamos de hacer críticas o decir cosas negativas, cuyos móviles no son siempre justos ni puros ...

Y todo lo que hay en el mundo tiene dos lados, y todo lo que se usa para mal se puede utilizar también para bien!

Y todo nuestro trabajo es identificar las situaciones en las cuales podemos dar vuelta positivamente las cosas, utilizando aquello que usualmente se utiliza para el mal, de un modo bueno, canalizándolo hacia el bien!

Fuente judaismohoy