Nerot 18:48 11/Octubre - Havdalah 20:07 12/Octubre.

En la Parasha de esta semana conocemos el camino que Abram empieza junto a su esposa Sarai. Salir con toda la fe de llegar a la tierra que D's le indicaría. 
Dentro de este relato lleno de historias, encontramos lo que una vez me enseñaron como el "titulo de propiedad". D's habla con Abram y le marca los límites de la Tierra de Canaan, posteriormente Israel, y le profetiza acerca de su descendencia y las pruebas que ellos enfrentarán al pasar por tierra extranjera (Egipto - Mitzraim) y por diferentes exilios.
Brit bein hametzarim, el pacto de las partes, tras el mandato de D's para sellar el pacto de fidelidad, Abram pasa a ser llamado Abraham, luego de llevar a cabo lo que hoy es tradición, Brit mila.
Abraham marcó un camino, y nosotros lo marcamos día a día transmitiendo el valor de nuestra tradición, cultura y forma de vida.
Baalei Tefila recuerda este shabbat a la Mora Ester y continúa su legado, el legado que comenzó hace miles de años con Abraham Avinu, el primer monoteísta.

Shabbat shalom. 
Sergio G. Man
Baal Tefila

 4 de Octubre de 2013
1 de MarJeshvan de 5774

Rosh Jodesh

Parasha: NOAJ (Génesis 6:9-11:32)                                                                       Encendido de velas: 18.38 hs.

HaftaraIsaías 66:1-24                                                                                    Finalización del Shabat: 19:38 hs.

Maftir: Exodo 28:9-15

 

Cuenta una historia  que varios animales decidieron abrir una escuela en el bosque. Se reunieron y empezaron a elegir

las disciplinas que serian impartidas durante el curso.

El pájaro insistió en que la escuela tuviera un curso de vuelo. El pez, que la natación fuera también incluida en el currículo.

La ardilla creía que la enseñanza de subir en perpendicular en los árboles era fundamental. El conejo quería, de todas formas,

que la carrera fuera también incluida en el programa de disciplinas de la escuela. Y así siguieron los demás animales, sin saber

que cometían un grande error.

Se dice que la Torah comienza con la letra Bet (ב), y no con la Alef (א), según comienza el AlefBet (אלף בית - Alfabeto hebreo), ya que de esta segunda proviene la palabra Arur ארור - Malvado - mientras que de la primera se deriva la palabra Baruj ברוך - Bendito -.

Otra explicación es que la letra Bet es una letra cerrada del lado derecho, siendo la escritura hebrea de derecha a izquierda, esta letra denota una abertura hacia la izquierda, marcando un límite hacia la derecha.