sefirat haomerLa raíz del asunto

Contarán para ustedes —desde el día siguiente del primer día de descanso, desde el día en que llevan el Omer de la agitación— siete semanas; éstas serán completas. Hasta el día siguiente de la séptima semana contarán cincuenta días; y ofrecerán una nueva ofrenda vegetal a Hashem (Vayikrá 23:15-16).

La costumbre entre los judíos es de no celebrar casamientos entre Pesaj y Shavuot. La razón: para no crear una atmósfera de alegría ya que los estudiantes de Rabí Akiva murieron en una plaga en este período. También hay una costumbre de no recortarse la barba o el cabello [como señal de duelo], pero algunos permiten esto después de Lag BaOmer —el día 33 del Omer— ya que sostienen que la plaga se había detenido para ese entonces (Tur, Oraj Jaim 493:1).

Levántate Ante la Sabiduría

En la parashá de esta semana, Dios le da al pueblo judío ciertas leyes para que vivan una vida con más sentido. Una de estas leyes es:

“Te levantarás ante la presencia de un anciano...” (Lev. 19:32)

Una Lección de Vida

Levantarse ante la presencia de cualquier persona es ciertamente una señal de reverencia y respeto. Entonces, ¿por qué Dios estipula que precisamente una persona “anciana” debe ser reverenciada?

Quizás porque no hay nada en el mundo que se compare a la “experiencia”. A medida que una persona envejece, atraviesa distintos tipos de experiencias que ni todo el dinero del mundo pueden comprar.

Tu cerebro registra todas las experiencias. Hay literalmente billones de datos almacenados en tu cerebro - todo lo que has visto, olido, y escuchado. Esta es la razón por la cual podrías reconocer instantáneamente a una persona en la calle a pesar de que no la hubieras visto en más de diez años. De hecho, no sólo la reconocerías, ¡sino que también serías capaz de notar si ha aumentado de peso o no!

kashrut

"Decidles a los hijos de Israel, estos son los seres vivos que podréis comer, entre los animales que hay sobre la tierra (Vaikrá 11, 2)

דברו אל בני ישראל לאמור, זאת החיה אשר תאכלו מכל בהמה אשר על הארץ

La palabra "jaiá" proviene de la palabra "jaiut" que significa "vitalidad" y "jaim" que significa "vida".

Es decir, cuando ingerimos un ser vivo, es decir un animal, ingerimos también la vitalidad que se encuentra en él; siendo éste el motivo por el cual ello nos alimenta!

Vino pues la Torá y nos informó, cuales son los animales cuyas energías vitales y por ende espirituales, nos pueden hacer bien y favorecernos, y cuales son las que nos dañan y de las cuales nos debemos de alejar.

Y así como nadie atentaría fisicamente contra su cuerpo realizando algo que le causara daño o ingiriendo algo que le perjudicase, así - y con más razón aún, debemos de cuidar a nuestras almas, no ingeriendo alimentos que la puedan dañar.

Y por más que no seamos capaces de comprender cómo es que los alimentos hacen efecto dentro nuestro a nivel espiritual, existe un Ser que sabe esto perfectamente; siendo sumamente recomendable que le "hagamos caso", tal como lo hacemos con el médico, por más que no comprendemos la "naturaleza" de los medicamentos que nos da.

Fuente judaismohoy

Lashon-haraHace unas semanas atrás me decía una persona de comentarios que escuchaba sobre gente que menosprecia a la Torá diciendo que es un texto de muchos años, que no tiene validez hoy en día. Yo disiento de este pensamiento, primero porque soy creyente, y el texto de la Torá para mí es Sagrada y tiene total validez y veracidad y segundo porque tenemos ejemplos como los de esta semana que podemos comparar y aprender. No puedo afirmar fehacientemente que todo lo que está escrito sucedió, muchas explicaciones de nuestros rabinos, grandes maestros y estudiosos, dicen que algunos escritos nunca sucedieron pero fueron hechas como advertencias.

avariciaLas tentaciones del dinero

Y Dios le habló a Moshé y le dijo: Ordena (tzav) a Aharón y a sus hijos, y diles: esta es la ley de la ofrenda Olá…” (1).

La parashá de esta semana comienza con Dios instruyéndole a Moshé que le ordene al Kohén Gadol (Sumo Sacerdote) respecto al korbán Olá, que es un tipo de ofrenda. El Midrash nota el uso de la palabra tzav; la Torá normalmente diría “Dile a Aharón y a sus hijos…”. ¿Por qué en este caso la Torá utilizó la palabra tzav, que es un lenguaje más fuerte? Rashi cita un Midrash que explica que la palabra tzav implica un énfasis mayor en zerizut (presteza), y que había una necesidad extra de utilizar este lenguaje en referencia a la ofrenda Olá. Rabí Shimón explica que esta ofrenda tiene un factor de pérdida financiera (2), y por lo tanto existe el temor de que el Kohén Gadol sea más dubitativo respecto a la mitzvá de la Olá. Consecuentemente, la Torá utilizó el lenguaje “tzav” para advertir a los kohanim sobre la mayor necesidad de presteza para traer la ofrenda Olá (3).