oro plata bronceAprendemos de este versículo, sobre tres formas de donar o dar caridad.

...la ofrenda que tomarán será de oro, plata y cobre(Shemot 25,3)

Está la persona que da Tzedaka (caridad) cuando está sana y fuerte, ¿para qué?, podrá ser con la intención de no enfermarse y seguir bien, o para tener éxito en sus emprendimientos, esta es la cualidad de “oro”,que en hebreo se dice ZaHaB y que se forma con las iniciales de ZE HANOTEN BARI, el que dona estando sano.

En un escalón más bajo, encontramos al que entrega Tzedaka, únicamente cuando ve o presiente un peligro cercano, esta es la cualidad de “plata”, que en hebreo se dice KeSeF, y que se forma con las iniciales de KESHE YESH SAKANAT PAJAD HU NOTEN, cuando hay peligro siente miedo y da.

contra-la-corriente"No andes trás la mayoría para hacer el mal; y no respondas en un proceso yendo trás la mayoría para desviar (la justicia)". (Shemot 23, 2).

 

La expresión hebrea "Ajarei Rabim Lehatot" (Ir trás la mayoría), se ha transformado –posiblemente- en uno de los anclajes bíblicos de los regímenes democráticos. Sin embargo, nuestros sabios, de bendita memoria, han interpretado de manera llamativamente libre este versículo, desviándose de la literalidad bíblica.

 

Muchos son los midrashim que abordan este versículo. Hay quienes dicen que la Torá se refiere aquí al modo en el que se fija sentencia en los Tribunales Rabínicos; la sentencia se establece de acuerdo a la opinión de la mayoría. Dice el RaMbaM en su Mishné Torá: "En un Tribunal (Rabínico) en el que algunos (de sus miembros) dicen "Inocente" y algunos dicen "Culpable", se va trás la mayoría, y este es un precepto positivo de la Torá, ya que está dicho: "yendo trás la mayoría" (Hiljot Sanhedrín 8, 1).

"Y le dijo Hashem a Moshé, qué me gritas, dile a los hijos de Israel que se pongan en marcha"   (Shemot  14, 15).

ויאמר ה' אל משה מה תצעק אלי, דבר אל בני ישראל ויסעו

hora de actuarSi bien el rezo es muy importante, y el grito que proviene de lo más profundo del corazón puede abrir las puertas del Cielo, existen momentos en que la persona no debe distraerse con rezos, sino que debe de concentrarse en lo que materialmente debe de hacer.

A modo de ejemplo, si un soldado que está en el frente se distrae en el momento en que tiene que estar concentrado en la batalla, es posible que pague un alto precio por ello.

Por consiguiente, si bien hay que dirigirnos a Hashem casi constantemente para pedirle su ayuda y protección, en el momento en que tenemos que hacer las cosas, debemos de enfocarnos exactamente en eso y no distraernos con otras cosas, ni siquiera con el rezo y el grito a Hashem!

Por último es menester mencionar, que el momento de la acción no es un momento de "desconexión" de Hashem, sino todo lo contrario.

El momento de la acción es el momento en que ponemos a nuestra fe de manifiesto, pues es el momento en que ejercitamos en forma práctica a nuestra fe, demostrando que por mérito a la confianza en Hashem es que "tomamos coraje" y actuamos!

VIAJE GRATIS

"Habéis visto lo que le hice a Egipto, y que os conduje en las alas de águilas y os traje a Mí. Y ahora, si Me obedecéis y observáis Mi pacto, seréis para Mí el más preciado tesoro de todos los pueblos..." (19:4)

Cuando una persona empieza a ser religiosa, recibe una enorme ayuda desde Arriba. Se levanta de un salto de la cama para ponerse los tefilín (incluso cuando es Shabat). Está impaciente por comer matzá, por sacudir el lulav, por sentarse en la sucá, y hasta por ayunar en Yom Kipur.

Se suele decir que cada baal teshuvá (persona recientemente religiosa) con el tiempo se transforma en un RDN (Religioso De Nacimiento): de un día para otro, no puede levantarse a la mañana, a duras penas sale de la cama, enojándose con el reloj de alarma y se las arregla para formar el último minián de la sinagoga; se sorprende a sí mismo pronunciando bendiciones sin concentrarse; la mente se va de viaje mientras reza. El lustre se fue opacando...

Cuando un bebé empieza a caminar,

"Y dijo el Eterno a Moisés : Ve al Faraón, porque Yo he endurecido su corazón y el corazón de sus siervos, para manifestar estas mis señales en medio de ellos"
Shmot 10:1

corazon de piedraHaShem ordenó a Moshé y Aharón comandar al Faraón dejar ir a los Benei Israel. El predijo, "Yo endureceré el corazón del Faraón y luego multiplicaré Mis señales y maravillas en Egipto." Esto no significaba que el Faraón sería incapaz de arrepentirse porque HaShem estaba endureciendo su corazón. Las palabras del Todopoderoso implicaban, "Yo le daré una oportunidad de hacer teshuvá por la duración de las primeras cinco Plagas. Sólo si él después de eso persiste en su iniquidad Yo detendré de él Mi Mano Auxiliante que está lista para asistir a aquéllos que hacen teshuvá (arrepentimiento)."